La Policía Bonaerense y la Policía Local de Quilmes llevaron adelante esta mañana un brutal desalojo a unas 80 familias que se encontraban en la Avenida Lamadrid a la espera de una respuesta del Municipio a la problemática habitacional que están pasando.

Los ocupantes habían sido desplazados de los terrenos del ex frigorífico Penta a mediados de enero y desde entonces se trasladaron a la avenida Lamadrid, entre 394 y 396, a la espera de una solución pero la Justicia ordenó el desalojo.

Embed

El desalojo y allanamiento fue ordenado por fiscal a cargo de la UFI n°3, Martín Conde, y en el mismo explicita: “Procurar la libertad de dicho espacio público de las casillas precarias y construcciones allí emplazadas y que sean utilizadas como vivienda”.

“Retiro de la totalidad de los efectos, materiales y elementos que ocupan las aceras y calzadas y individualizar, identificar y desalojar a las personas que residan allí”, señala la orden.

Embed
WhatsApp Image 2018-04-12 at 11.38.00

"El intendente todavía no apareció", sostuvo Soledad, una de las ocupantes, en diálogo con el canal C5N.

Según explicaron, mientras que algunas familias ya fueron desalojadas, otras permanecían en el interior de las casillas construidas con chapa y madera.

LEÉ MÁS: Violento desalojo en Quilmes dejó un saldo de 12 detenidos

"El desalojo vino sin previo aviso, íbamos a tener una reunión con la Municipalidad mañana, vinieron y nos empezaron a sacarnos con lo puesto", señaló otro de los vecinos.

En esta nota