El poder económico presiona a Alberto | El Destape con Roberto Navarro Suscribite

X

La famosa ex modelo de los 90, Fausta Fabris, denunció al padre de su hijo, Joan Sebastián Ortiz, por violencia de género. El último hecho violento protagonizado por el agresor fue incendiar la casa de quien fuera su pareja.

El hecho ocurrió en el paraje Los Molles (Córdoba) el 5 de enero. Ante el temor por lo sucedido, la mujer se mudó a la Ciudad de Buenos Aires junto a sus cuatro hijos.

Según publicó el portal Infobae, Ortiz no tiene domicilio fijo declarado ni algún registro para que un fiscal pueda rastrearlo y detenerlo, puesto que en los últimos años vivió en la casa de Fausta.

El Ministerio Público Fiscal de Córdoba tomó la denuncia de la ex modelo y le entregó un botón antipánico que se activa mediante un teléfono celular. El problema es que es difícil conseguir señal en medio del monte.

Casa Córdoba.jpg

"Me tuve que ir por miedo. Estoy en esta Ciudad con mis hijos, una Ciudad que dejé hace 20 años, dijo en el programa de Moria Casán. "Me gustaría volver a mi pueblo pero la verdad tengo miedo. Yo quiero volver allá, no soy feliz en esta ciudad", agregó.

Sobre el incendio ocasionado, reveló: "Yo estaba durmiendo con mi hijo y a eso de la una (de la mañana) siento que tocan la puerta". Sin embargo, no salió de su casa. "Pensé que estaba todo cerrado pero a las 3 de la mañana los policías me decían que se me estaba prendiendo fuego la casa".

LEER MÁS: Acusaron a "la mole" Moli por violencia de género

En el piso de América, la mujer contó que tras dos años de relación, Ortiz comenzó a ejercer violencia de género sobre su persona: "Empezó con la agresión física, los gritos, me sacaba el teléfono".

Y concluyó: "Era violencia directa. Me pisaba y me empujaba. Me apretaba los brazos".

Embed