Por unanimidad, el Senado aprobó la Ley Micaela, que propone la capacitación y sensibilización de todos los funcionarios públicos, que integran los diferentes niveles del Estado, en cuanto a cuestiones de género y violencia contra las mujeres.

La Ley, impulsada en homenaje a Micaela García, víctima de femicidio en 2017, propone la creación del Programa Nacional Permanente de Capacitación Institucional en Género y Violencia contra las Mujeres para capacitar a todos los funcionarios del Gobierno.

La capacitación estará a cargo del Instituto Nacional de la Mujer y el Ministerio de Modernización, con contenidos que apuntarán a prevenir la violencia de género en todas sus formas, tal como está establecido en la Ley 26.485 de Protección Integral.

Todos los funcionarios del Estado, en todos sus niveles, deberán cursar y aprobar esos años de capacitación y su incumplimiento será considerado una falta grave con sanciones y obstaculizará la posibilidad de ascender a un cargo superior.

Por la denuncia de Thelma Fardin contra Juan Darthés, el Ejecutivo incorporó el debate de la Ley Micaela en las sesiones extraordinarias del Congreso. Este martes el proyecto se debatió en Diputados, donde el único que votó en contra fue el ultraderechista Alfredo Olmedo, y hoy el Senado terminó de sancionarla.

LEER MÁS: Macri bregó por "erradicar la violencia contra las mujeres"