#AltaData | Alberto Fernández cerca de los 45 puntos Suscribite

X

Lucas Mathías Gargiulo, un joven trans de 24 años, denunció que fue atacado el miércoles feriado por tres delincuentes que lo interceptaron cuando le faltaban pocas cuadras para llegar a su casa. Querían robarle y no se resistió, pero no se detuvieron. Además lo golpearon y lo violaron con una rama porque creyeron que era homosexual.

La crueldad con la que lo agredieron fue desmedida. El joven realizó un video en Facebook y relató la torturas que vivió:"Les entregué la billetera y el celular en el acto. Pero aún así comenzaron a golpearme hasta que no di más y me caí al piso", contó. De acuerdo a su relato, fue ese el momento en el que uno de los sospechosos empezó a quitarle la ropa mientras le advertía: "Ahora te vamos a hacer machito".

“Buscaron una rama de un árbol y con eso me violaron. Yo lo único que quería era no mirar y dejar de sentir ese dolor”, manifestó. "Había cinco policías en la esquina y no hicieron nada, ninguno hizo nada", agregó.

“Llegué llorando y le conté a mi tía que me habían robado el celular. Ella me preguntaba si eso era todo lo que había pasado y yo le decía que no sabía. No quería saber. Hasta que ella me señaló el pantalón y ya estaba sangrando”, recordó. El hecho ocurrió en la provincia de Tucumán.

Embed

A pesar de todo y después de esperar dos horas a un médico forense que nunca llegó, en la comisaría le tomaron la denuncia por el robo pero no por la violación. "Les estaba contando que me habían violado, que habían abusado de mi, y no lo querían asentar, me decían '¿qué más te robaron, qué más pasó?', porque no me creían", afirmó. En el hospital Avellaneda, donde realiza su tratamiento hormonal, los profesionales confirmaron las lesiones compatibles con un ataque sexual.

"No estaba mostrando nada, solamente estaba siendo yo, caminando para volver a mi casa como lo hace cualquier persona todos los días", se lamentó. Cerca del final del video, sostuvo: "Espero y les digo de todo corazón que no se lo deseo a nadie, ni al peor de mis enemigos, porque te destroza el alma, te destroza la vida".

Además de la denuncia judicial, explicó, el protocolo indica que se tomen todos los recaudos para prevenir enfermedades de transmisión sexual, embarazos no deseados y también se brinda asistencia psiquiátrica y psicológica.

"Esto no es algo aislado, es algo habitual. Los chicos y las chicas trans están permanentemente expuestos a las agresiones de todo tipo, aunque no siempre con tanta saña como en este caso", finalizó.

LEER MÁS: Violó y embarazó a una niña de 11 años pero quedó absuelto