Este profesor tucumano no deja de dar la nota: lo conocimos cuando se viralizó una foto suya en la que se lo ve sosteniendo al bebé de una de sus alumnas mientras da clase, para que la chica pudiera concentrarse y tomar apuntes. Esta vez se volvió viral una vez más por la particular manera en que “castiga” a los estudiantes que llegan tarde: los hace cantar el himno parados junto a él frente a todo el salón, de pie y con una mano en el corazón.

Embed

El docente se llama José Cañote y enseña en varias materias de la carrera de Comunicación Social en la Universidad del Norte Santo Tomás de Aquino, en Tucumán. Según contó a La Gaceta, comenzó a aplicar la ingeniosa estrategia porque le molesta mucho que sus alumnos que llegan tarde, porque interrumpen las clases y a le cuesta retomarlas.

Sin embargo, su decisión es no dejarlos afuera como otros profesores: "Algunos les cierran la puerta en la cara a los alumnos y no los dejan entrar. Yo prefiero que ingresen a la sala, pero que se note que llegaron tarde, por eso les pongo una 'prenda'", explicó. Así, los alumnos “no sólo intentan no llegar tarde, sino que además realizan el esfuerzo por llegar temprano", contó Cañote. Al final, parece que el método funciona.

Embed

La foto que lo convirtió en el profesor preferido de todo Tucumán en septiembre del año pasado lo muestra con uno de los bebés mellizos de su alumna Mariana Núñez. La chica había llevado a sus hijos Tomás y Paz con ella a la clase, pero cuando la nena comenzó llorar la ayudante de cátedra se la llevó afuera a tomar una mamadera. Unos minutos después el nene se puso igual, y entonces Cañote lo alzó en brazos para que la mamá pudiera poner toda su atención en la clase.

LEÉ MÁS: LLEGÓ A LA CIMA DEL EVEREST EN SILLA DE RUEDAS

En esta nota