Todos amamos los acuarios. Son algunos de los lugares más tranquilos e interesantes para visitar, casi como un museo viviente o un zoológico bajo el agua.

Sin embargo, no a todos los animales marinos y acuáticos les gusta pertenecer a uno. De hecho, una de las especies más conocidas, el tiburón blanco, nunca pudo ser mantenido en cautiverio más de unos días. Sólo en un acuario mexicano lograron tener uno durante unos meses.

Pero, ¿por qué sucede esto? ¿Qué condiciones hacen que los tiburones más temibles del océano no resistan estar incluso en el acuario más grande y preparado? Mirá este video y enterate.

Embed

En esta nota