En el último partido del Grupo G, Bélgica e Inglaterra quisieron evitar cualquier tipo de fricción debido a que ambos estaban clasificados y en pocos días arrancan los octavos de final del Mundial. Pero para el bienestar del público, no solo hubo un gran gol sino también un insólito blooper.

Michy Batshuayi quiso festejar el golazo de su compañero Adnan Januzaj, que puso el 1-0 para los belgas, dando un pelotazo. Pero el balón pegó en el palo y rebotó en su propia cara.

Embed

El jugador belga no evitó mencionar su traspié e hizo un comentario en su cuenta de Twitter.

"¿Por qué soy tan estúpido hermano?", escribió entre emoticones de risas.

Embed

LEÉ MÁS: Con este golazo, Bélgica le ganó a Inglaterra

En esta nota