La gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, sostiene que una ley del aborto será difícil de aplicar en la provincia de Buenos Aires. Vidal les dijo a sus ministros que los hospitales tendrán problemas para atender operaciones y que la mayoría de los médicos se opondrá.

Así lo reveló el portal en Infobae. Hace semanas, Vidal se mostró con el pañuelo antiaborto junto a un militante de esa causa.

Malena Massa salió al cruce de Vidal y afirmó: “La gobernadora busca excusas para no hacerse cargo. Quiero creer que habla desde el desconocimiento y no desde su deseo”.

"Vidal comentó en estos días a sus colaboradores que si sale aprobada la ley del aborto en el Congreso, la provincia de Buenos Aires "tendrá cuestiones complejas a la hora de su implementación", reveló el portal.

Según pudo saber Infobae de fuentes del gobierno bonaerense, las dificultades que evalúa Vidal ante una ley de aborto es que el sistema hospitalario podría quedar colapsado por el reclamo de operaciones programadas con apenas 5 días de anticipación en la semana 14 de gestación. "Si por una intervención de una enfermedad de alta complejidad un hospital público demora más de 20 días en hacer una operación no quiero imaginar qué pasará con una intervención de apenas 5 días de programación como puede ser un aborto", expresó a sus ministros en la intimidad de una reunión de gabinete.

En esta nota