La empresa Edenor descubrió que el club de polo Centauros robaba energía para regar campos y ventilar a sus caballos con la intención de ahorrar en gastos de mantenimiento.

Según publicó el diario El Cronista, Centauros tenía conexiones directas clandestinas desde el transformador de Edenor al interior de predio.

LEER MÁS: El nene de 5 años que quiere echar a Macri

Asimismo, se detectaron conexiones directas en la iluminación pública del Club, como también en las bombas de riego para el mantenimiento de los campos.

A raíz del hecho, Edenor inició acciones administrativas, civiles y penales con el objetivo de realizar el cálculo y recuperar la energía robada.

En esta nota