Los dos imputados en la causa en que se investigó el femicidio de la adolescente Lucía Pérez fueron absueltos de los cargos por el crimen y el abuso sexual y solo se los condenó por tenencia y comercialización de drogas, en un polémico fallo cuyos fundamentos se conocerán más adelante.

El Tribunal Oral en lo Criminal N°1 absolvió a Matías Farías, de 25 años, y a Juan Pablo Offidani, de 43, de los cargos más graves en el marco de la muerte de la adolescente de 16 años por considerar que no pudieron probarse durante el juicio.

Además, los jueces pidieron a la Procuración que sea investigada la labor de María Isabel Sánchez, la fiscal de instrucción que llegó a hablar de "empalamiento" de la víctima, y que luego se apartó del caso.

El Tribunal -integrado por los jueces Facundo Gómez Urso, Aldo Carnevale y Pablo Viñas- decidió condenar a ambos hombres a 8 años de prisión y al pago de $135.000 en concepto de multa bajo el cargo de coautores del delito de "tenencia y comercialización de estupefacientes, agravado por su venta a una menor de edad y en jurisdicción de una escuela".

Un tercer enjuiciado, Alejandro Maciel, de 61 años, en tanto, fue absuelto de la acusación de encubrimiento agravado y será excarcelado. "Es una vergüenza y una fantochada. Este tribunal no entiende nada de violencia de género", dijo Guillermo Pérez, el papá de Lucía, tras conocerse el fallo. Farías y Offidani fueron absueltos por la Justicia por el crimen y el abuso sexual "por no haberse probado en el debate".

Guillermo Pérez también fue crítico con la actuación de la primera fiscal del caso, María Isabel Sánchez, y la acusó de "arruinarle la Justicia a Lucía". "No nos esperábamos esto, esperábamos una condena mayor. La fiscal Sánchez le arruinó la Justicia a Lucía", dijo el papá de la adolescente.

La sentencia causó desazón entre los grupos feministas que se habían congregado desde temprano en las adyacencias de los tribunales, en medio de un fuerte operativo policial.

El fiscal Daniel Vicente, en su alegato, había pedido prisión perpetua para Farías, al considerarlo autor de "abuso sexual con acceso carnal agravado en concurso ideal con femicidio, con el agravante del suministro de estupefacientes a una menor".

Para Offidani había solicitado 18 años de cárcel al considerarlo "partícipe necesario" del mismo delito, y retiró la acusación por "encubrimiento agravado" que pesaba contra Maciel, sindicado como quien lavó el cuerpo de la menor.

En esta nota