La tensión política en Venezuela aumentó por la noche del martes, en la víspera de una jornada de protestas considerada clave por la oposición, mientras manifestantes quemaron un busto en conmemoración del ex presidente fallecido, Hugo Chávez.

En San Félix, personas prendieron fuego una estatua del ex comandante y posteriormente la desmantelaron, en una jornada caliente frente a la protesta convocada por los opositores.

Incendian busto de chavez

En paralelo, el ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, afirmó que el partido Voluntad Popular (VP) recibió armas de un pequeño grupo de militares alzados ayer, con el supuesto objeto de implementar las órdenes de Washington.

Rodríguez sostuvo en declaraciones a periodistas que "algunos" de los detenidos por el pequeño levantamiento dijeron que entregaron armas "a civiles pertenecientes a la célula terrorista VP para que se perpetraran hechos de violencia, heridos y muertes en la manifestación opositora" de mañana.

Según el funcionario, la "operación de falsos positivos" consistiría en "uniformar" con ropa de las fuerzas armadas venezolanas a "estas células terroristas" que "eventualmente dispararían el día de mañana contra la manifestación opositora", consignó la agencia de noticias Efe.