El gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, multó por 2.500.000 pesos a Alejandro Peña Braun por desmontar unas 550 hectáreas de bosques protegidos. Además, obligó al empresario -primo del jefe de Gabinete, Marcos Peña-, a reforestar los sectores afectados por su accionar ilegal.

La decisión del mandatario salteño se da luego de una fuerte campaña contra el desmonte llevada a cabo por grupos ecologistas y ambientalistas, como Greenpeace. Es que Peña Braun violó tanto la Ley de Protección del Medio Ambiente de Salta como la Ley Nacional de Bosques, que protegen las áreas naturales.

"Es un gran avance que se multe a los empresarios destructores de bosques protegidos y se ordene remediar las zonas arrasadas. Finalmente, Salta escuchó el pedido de las miles de personas que se sumaron al reclamo y ratificó la ilegalidad de los desmontes. Hoy ganó la Ley de Bosques", celebró Noemí Cruz, coordinadora de la campaña de Bosques de Greenpeace.

El caso comenzó cuando, en enero de este año, el entonces Ministerio de Medio Ambiente declaró ilegales los 32 permisos de desmonte de Peña Braun y la Salta dictó una resolución que los suspendía y obligaba a la remediación de las zonas afectadas.

Sin embargo, Greenpeace comprobó mediante imágenes satelitales que el empresario no había cumplido con lo dispuesto, con lo cual inició una campaña de escraches contra Urtubey y Peña Braun.

El empresario es primo segundo Marcos Peña y socio del secretario Legal y Técnico, Pablo Clausellas. Desde que Mauricio Macri asumió como presidente, obtuvo una serie de beneficios para sus numerosas compañías, como proveer de luces LED al Estado.

Fuentes de la causa aseguran que, desde la firma del decreto, el empresario desmontó 300 hectáreas de bosque, que se suman a las 9 mil hectáreas desmontadas anteriormente.

LEÉ MÁS: EL GOBIERNO AUMENTÓ UN 40% EL BOLETO DE TREN A MAR DEL PLATA