Luego de que Luis Juez, el presidente del Instituto Nacional de Capacitación Política (INCaP), hablara sobre su experiencia en relación al aborto en el programa de Luis Novaresio, la periodista feminista Luciana Peker recordó un dato sobre su paternidad que lo complica a la hora de “dar cátedra contra el derecho al aborto”.

El martes, Juez habló sobre la decisión que tomó junto a su esposa de no abortar a su hija Milagros, a quien los médicos habían diagnosticado como “inviable” durante la gestación. Hoy ella tiene 17 años y una hipoxia cerebral que la tiene casi paralizada, y el político vinculado a Cambiemos reivindicó que si se hubiera dado el aborto hoy no tendría “ese regalo de Dios”. En respuesta a esto, Peker compartió una nota publicada en el suplemento Las 12 de Página 12 en 2006 en la que se recuerda que tiene una hija no reconocida de 29 años.

Embed

Según se publicó en el artículo, Juez, que era intendente de Córdoba en ese entonces, sólo declaraba tener tres hijos: Agustina, Martín y Milagros, mientras que había una cuarta que “la Justicia dictaminó, en 1992, que era hija suya, a pesar de que el funcionario se había negado a someterse a un examen de ADN”. La chica tenía en ese momento 17 años y desde el fallo usaba el apellido y la obra social del padre biológico, pero él nunca la reconoció como parte de su familia.

En la nota Peker también cuestionó que “la decisión de ocultar una hija no forma parte de la vida privada” sino que se trataba de una cuestión “política”, al tiempo que Juez se defendía: “No son mis hijos, ni mis actos privados los que tengo que andar rindiendo cuentas”, había asegurado el ex intendente cordobés. En el contexto actual, la crítica de Peker se resignifica en el debate por la despenalización del aborto, ya que Juez apela a sus experiencias personales para sentar una posición un tanto ambigua sobre el tema, mientras que tiene una hija a la que nunca aceptó.

LEÉ MÁS: EL DIFÍCIL RELATO DE LUIS JUEZ SOBRE SU EXPERIENCIA PERSONAL CON EL ABORTO

En esta nota