Triana Medrano tiene 3 años, nació con parálisis cerebral y padece una enfermedad llamada acidemia lutérica, que no le permite ingerir proteínas. Su base de alimentación debe ser una dieta aproteíca que consiste en una leche especial que tiene un costo de 14 mil pesos por tarro, y ella necesita 6 por mes. Desde el Ministerio de Desarrollo Social de Nación y de la provincia de Córdoba le dan la espalda mientras el estado de salud de la niña empeora.

La madre de Triana, Gisela Medrano, está desesperada ya que no encuentra respuesta en el Estado nacional y provincial y el poco tiempo que posee, ya que, Triana está internada en el Hospital de Niños de Córdoba, no le permite realizar los trámites que la burocracia estatal exige para acceder a una pensión por discapacidad.

Embed

En diálogo con El Destape, la mujer relató la travesía para conseguir el único alimento que puede consumir su hija: “En julio recién pude ingresar el trámite en el ministerio de Desarrollo Social que inicié en abril cuando vi que a mi hija le quedaba poca leche. Desde abril estoy gestionando el trámite que desde la provincia de Córdoba venían cancelando. Llenaba los papeles, los volvía a presentar, me los rechazaban porque faltaba una firma, los volvía a presentar y siempre faltaba algo. Se venció la fecha para presentar el trámite y tuve que hacer todo de nuevo y Triana ya se estaba por quedar sin leche”.

“Con todas las trabas que me pusieron, recién en julio me aceptan el trámite. Necesitaba que saliera urgente porque no puede comer otra cosa y sin esa leche, se agrava la enfermedad. Cuando me aceptan el trámite, el 23 de julio, a los 10 días me lo cancela Nación porque dice que le precio que decía en el formulario no era el que a ellos le aparecía”, detalló Gisela.

La niña solo puede consumir la leche GA1 Anamix Infant que cada tarro de 400 gramos sale 14 mil pesos y necesita por mes 6 latas. Desde Nación le dijeron que “el precio no que aparecía en el trámite no era el precio real porque ellos buscaron el GA1 Pepti Junior que tiene un precio menor pero no es la misma fórmula”.

“Hay un formulario, un pedido médico que aclara la patología que tiene mi hija y que de por vida necesita tomar esa leche. No tiene cura su enfermedad, es algo crónico y cada seis meses me hacen llegar el mismo formulario”, recriminó la mamá de Triana.

triana medrano1.jpg

A partir de esta situación, la salud de la niña empeoró, le bajaron las defensas y le diagnosticaron Epoc que la llevó a estar internada en el Hospital de Niños de Córdoba desde el 7 de agosto. "La falta de alimento correspondiente puede generar una crisis metabólica con fiebre, vómitos y diarrea por lo que puede caer en un coma", advirtió Gisela.

Además, por la falta de tiempo para los trámites, en marzo Anses le dio de baja la Asignación Universal por Hijo ya que no llegó a presentar le formulario correspondiente ya que Triana no puede ir al colegio. Recién este mes podría cobrar nuevamente la AUH. En tanto, tampoco pudo tramitar la pensión por discapacidad: “Con las internaciones se me complica muchísimo poder ir y ya perdí el turno varias veces para tramitarla”.

La única respuesta del Gobierno de Córdoba fue una presunta ayuda económica de Desarrollo Social de 10 mil pesos pero que es insuficiente ya que “con eso no se llega a comprar ni medio tarro”.

“Siento que me la están abandonando. No sé qué más hacer, no sé… que me aprueben la eutanasia para que mi hija muera, par ano causarle más problemas al Estado. No quiero perder a mi hija pero luchar así como lucho es muy desgastante. Me desgasta físicamente, emocionalmente y yo tengo que estar bien para ella y no puedo”, expresó con la voz quebrada Gisele.

Para quien pueda ayudar con la situación, se puede comunicar al 351 384-6210.