A pesar de que desde 1921 el aborto está permitido en caso de riesgo de salud o muerte y por violación, todavía hoy, en 2018, surgen trabas constantes a la hora de poder acceder a este derecho. En Córdoba, una nena de 11 años que fue violada podrá abortar, pero en un hospital nacional, ya que en los centros de salud provinciales todavía no rige un protocolo de interrupción legal del embarazo (ILE).

La pequeña, oriunda de Traslasierra, podrá hacerse el aborto en la Maternidad Nacional, en la ciudad de Córdoba, luego de que el procedimiento haya sido solicitado por su madre y autorizado por la Justicia. El embarazo, que tiene alrededor de 10 semanas, fue descubierto cuando la mamá llevó a su hija a un centro de salud en Villa Dolores, ya que presentaba dolores abdominales.

Luego de hacerle los estudios correspondientes se dieron cuenta de lo que le sucedía, y una trabajadora social se encargó de hacer la denuncia correspondiente. El violador, cercano a la familia, es un hombre de 54 años y está detenido desde el 30 de agosto. “En las cámaras Gesell que se le practicaron a la nena, ella relató quién era el agresor y dijo que los abusos se produjeron repetidas veces”, sostuvieron las personas encargadas de la investigación.

Para recolectar pruebas genéticas contra el pederasta, el fiscal de Villa Dolores, Sergio Cuello, pidió que se preserven muestras del embrión para realizar análisis de ADN. Además, el violador fue imputado por abuso sexual con acceso carnal agravado por su condición de guardador -ya que la mamá de la nena le pedía que la cuide ocasionalmente- y por promoción a la corrupción de menores.

Córdoba es una de las cuatro provincias del país que no adhiere al protocolo nacional de aborto legal por causales ni tampoco tiene uno propio, junto con Santiago del Estero, Tucumán y Corrientes. Debido a esto, la niña no pudo acceder a su derecho a abortar de manera segura y gratuita en su zona de residencia (donde los hospitales públicos y privados son de dependencia provincial), sino que tuvo que dirigirse hacia la ciudad de Córdoba.

Esto es así ya que en 2013 la fundación católica Portal de Belén presentó un amparo contra la aplicación del protocolo del Ministerio de Salud para la ILE, al cual la Justicia cordobesa hizo lugar, tras el fallo FAL de la Corte Suprema que en 2012 ratificó la legalidad del aborto en casos de violación.

La situación no fue resuelta en todos estos años debido a que todavía falta un fallo del Tribunal Superior, por lo que no se garantiza un derecho vigente desde hace casi 100 años en el país. También, el presidente de Portal de Belén, Rodrigo Agrelo, aseguró que irían a la Justicia si se aprobaba el proyecto de legalización del aborto sin causales.

Por su parte, Portal de Belén también había presentado un amparo en 2002 para que la Corte Suprema de la Nación revoque la autorización para la fabricación, distribución y comercialización de la pastilla del día después marca Inmediat por considerarla “abortiva”, negando así el derecho al acceso a la salud reproductiva. Esta medida fue aceptada.

LEÉ MÁS: SIN PARITARIAS, LOS DOCENTES VAN AL PARO NACIONAL EN LA SEMANA QUE LOS HOMENAJEA