El Partido de los Trabajadores (PT) convocó a una "movilización general" contra la detención de su líder y realizó una primera concentración el jueves por la noche en frente al Sindicato Metalúrgico en Sao Bernardo do Campo, en el cordón industrial de Sao Paulo, donde el exsindicalista Lula empezó su carrera política.

Una protesta mayor se prevé para este viernes por la tarde, sin que nadie sepa si Lula estará en ese momento con lo suyos o preparándose a pasar su primera noche en la cárcel. Lula estuvo 31 días detenido en 1980, cuando dirigía las grandes huelgas obreras contra la dictadura militar (1964-1985).

Embed

La manifestación congregó a unos 2.000 participantes, la mayoría vestidos con las camisetas rojas del PT y con carteles que decían "Não a prisão de Lula" (No a la prisión para Lula).

Embed

La agencia AFP tomó el testimonio de algunos brasileños presentes en la movilización. "Lula va a tener que resistir hasta el fin. No huirá. Y este pueblo no lo entregará. Vamos a cerrar la calle, permanecer en la puerta y tener que enfrentar a la policía. ¿Por qué no?", dijo a Adimir José da Silva, de 57 años, miembro del sindicato ferroviario ABC.

"Lula tendrá que resistir, pero en algún momento tendrá que entregarse. Los militantes aceptaremos cualquier decisión que él tome", afirmó Michelle Baza, una farmacéutica de 37 años, militante del PT.

En esta nota