La vicedirectora de la Escuela N° 49 Nicolás Avellaneda, Sandra Calamaro de 48 años y el auxiliar Rubén Rodríguez de 45 murieron luego de que explotara una garrafa en la cocina del establecimiento educativo ubicado en la localidad de Moreno. Los vecinos denunciaron que desde hacía semanas los directivos del colegio alertaban por la fuga de gas en la escuela a la que concurren 500 alumnos.

"Todavía no han dicho nada desde el Gobierno, nosotros ya lo habíamos denunciado y no nos escucharon. No pueden decir que no saben, primero porque tienen la responsabilidad de gobernar y segundo porque los gremios se lo hicimos saber", afirmó el titular del Suteba, Roberto Baradel en una entrevista en la radio AM 750.

La explosión ocurrió entre las 7,45 y las 8 según informaron los bomberos de la localidad. Por cuestión de horas, la tragedia no fue aún mayor, debido a que iban a ingresar los niños que concurren a la institución.

Carina, vecina del colegio, dijo que las fugas de gas eran cotidianas y que por reuniones que mantuvo con la directora fallecida, supo que se hicieron varios reclamos para solucionar las pérdidas. "A la escuela concurren unos 500 alumnos", informó.