Una familia necesitó casi $ 17.000 para lograr salir de la pobreza en enero, dado que la canasta básica total se incrementó 22,8%. Para no ser indigente un hogar debió ganar $ 6.800.

El costo que define el nivel de pobreza subió 1,7% en el primer mes del año respecto de diciembre. La referencia medida por el INDEC alcanzó los $ 16.973,83 para dos adultos y dos menores.

La canasta básica alimentaria, que permite estimar el nivel de indigencia, aumentó 2,18% respecto del último mes del 2017. Con esto llegó a los $ 6.789,53 en enero.

Para determinar la canasta básica total el organismo estadístico oficial amplía la de indigencia considerando los bienes y servicios no alimentarios.

LEER MÁS: Un informe oficial reveló el impacto de los tarifazos en la pobreza

En esta nota