Tras la investigación de Juan Amorín en El Destape, que reveló la utilización de aportantes truchosen las elecciones legislativas de 2017 en Cambiemos, comenzaron a multiplicarse la aparición de casos. Entre ellos se destaca el de Brenda Osso, una falsa aportante que contó como fue utilizada por el Gobierno actual.

En diálogo con Emilia Delfino para el diario Perfil, Osso relató cómo ella y doce ex compañeros de trabajo formaron parte de este modus operandi. Todos trabajaban para la empresa de seguridad privada Murata S.A, compañía proveedora del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Sus aportes aparecen en las campañas de 2015 y 2017.

En su artículo 15, la Ley de Financiamiento de los Partidos Políticos prohíbe a los diferentes espacios recibir dinero por parte de empresas que presten servicios al Estado nacional, provincial o porteño.

"El dueño admitió que él había dado la lista de los empleados para la campaña y la abogada me lo contó"

Según consta en los registros de la Cámara Nacional Electoral (CNE), Osso aportó $ 95 mil en las PASO de 2015, $ 30 mil en la campaña presidencial de octubre y $ 16.500 en la campaña por las legislativas de 2017. El último caso es llamativo puesto que la supuesta aportante se encontraba radicada en España.

Según la mujer, desde la empresa le dijeron que "si tenía algún problema con la AFIP que lo llamara y que si los periodistas llamaban les teníamos que decir que habíamos aportado"

“El dueño (Roberto Raglewski) admitió que él había dado la lista de los empleados para la campaña y la abogada me lo contó. Le mandó a decir que no era tan grave, que si tenía algún problema con la AFIP que lo llamara y que si los periodistas llamaban les teníamos que decir que habíamos aportado porque apoyábamos a Cambiemos”, detalló Osso.

El relevamiento de Perfil arroja que los empleados de Murata se usaron para justificar $ 480 mil en las PASO de 2015. Luego, volvieron a utilizar sus nombres para justificar aportes de la campaña de octubre por otros $ 330 mil; y en 2017, seis de ellos, incluida Brenda, aparecen aportando $ 100.500 a la campaña en la Provincia.

Embed