El Instituto Cristiano Evangélico Bautista de Paraná, Entre Ríos, decidió responder al reclamo de sus alumnos, que exigían educación sexual, con el reparto de una “guía práctica de ayuda” que asegura que “la homosexualidad atenta contra el plan de Dios para el hombre” y que es “una práctica pecaminosa”. Además, tiene una guía para “tratar” con homosexuales que enseña a “evitar encuentros prolongados y en lugares privados” con ellos.

homofobia4

La revista se llama “¡Cuidado! Llegaron los adolescentes” y fue escrito por José Luis y Silvia Cinalli, pastores evangélicos de la Iglesia de la Ciudad, en Resistencia, Chaco. En ella se tratan distintos temas sobre la adolescencia con un enfoque religioso, entre los cuales está la atracción sexual entre personas del mismo sexo. Lejos de mostrar una mirada de aceptación hacia las alumnas y alumnos lesbianas y gays, se asegura que es posible “curar” la homosexualidad, ya que “siendo perfectamente normales han adoptado una vida homosexual” y han “decidido serlo”.

homofobia2

Además, se condena a los gay por tener un estilo de vida cruzado por la “promiscuidad”, y cita al supuesto “estudio más grande y completo sobre los homosexuales masculinos” realizado por Martin Weib y Colin Williams en 1974, que asegura que la mayoría de ellos tienen “mil o más compañeros sexuales diferentes”.

homofobia1

Por otro lado, en el texto se hace la pregunta: "¿Puede una persona dejar de ser homosexual? ¡Sí que puede!", con un tono que sugiere que es algo anormal, a pesar de asegurar que “no es una enfermedad”. "La función sexual es aprendible, entonces todas las desviaciones son corregibles sobre la base de un sistema de aprendizaje. Siempre y cuando el sujeto en cuestión esté dispuesto". En esa línea, enfatiza que se rechaza la homosexualidad "porque la Biblia lo define como desagradable ante los ojos de Dios", y condena, al mismo tiempo, el travestismo.

homofobia3

Al final del texto, sin embargo, aseguran: “¡No bajemos los brazos, denunciemos este pecado pero mostremos amor por los homosexuales, ellos lo necesitan!", en un intento de mostrar misericordia por parte de los religiosos para ayudarlos a “curarlos”. El matrimonio de pastores evangelistas realizan charlas frecuentemente en los que tratan los temas y enseñan a tener "sexo como Dios manda".

Embed

No es la primera vez que se denuncian este tipo de prácticas por parte de escuelas religiosas a la hora de impartir educación sexual “a su manera”. Otras revistas, como Saber Amar, de ediciones Logos, también parte de una concepción de “educación para el amor” y trata la homosexualidad como un “desorden o trastorno” y advierte a los y las adolescentes que no deben “actuar de acuerdo a él”.

Embed

En esta nota