La escritora y pedagoga Carina Cabo tenía un viaje programa para participar de la feria del libro en Comodoro Rivadavia y desde el aeropuerto de Rosario la llamaron por altoparlante para revisaron el equipaje por trasladar 15 ejemplares de un libro de bibliografía "dudosa".

"Me trataron bien, pero después de más de 30 años de democracia algunas instituciones deberían revisar las formas”, expresó en referencia al accionar de personal de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA).

Embed

"Viajaba para Comodoro y escucho que por altoparlante dicen mi nombre. 'Salí', me dice un policía. Cuando le preguntó, me responde que posiblemente tenía material dudoso. Yo pensé que era un perfume", relató Cabo en diálogo con El Destape.

Y continuó: "Cuando me abren la valija me dicen '¿por qué lleva tan poca ropa y tantos libros?', ahí le expliqué que tenía un viaje de solo 36 horas. Igualmente se mostraron sorprendidos".

La Policía del Aeropuerto revisó uno por uno los 15 libros escritos por Cabo sobre la escuela y la Educación. "A mí no me molestan los controles, me pareció denso que él dudo de mi inocencia. Nunca me pasó algo así. He llevado libros a otros países y nunca me cuestionaron", concluyó. Finalmente, Carina Cabo pudo realizar su presentación el viernes en el Centro de Información Pública.