El senador cordobés del PRO Ernesto Martínez, quien apoya una versión con cambios del proyecto de legalización del aborto que llegó de Diputados, pronosticó hoy que "va a triunfar la posición negativa" en la votación del miércoles en la Cámara alta.

"Creo que los números ya están claros, va a triunfar la posición negativa, así que la media sanción de Diputados será rechazada", sostuvo el legislador oficialista, luego de que este fin de semana se estirara la ventaja del "No" con la modificación del voto de la senadora del FpV-PJ Silvina García Larraburu.

En diálogo con a radio Led, Martínez insistió en que a esta altura no quedan demasiadas dudas de que "se impondrá el no" dado que "los celestes" ya consiguieron "la cantidad de votos suficientes" para hacer valer su mayoría.

No obstante, pidió "no dramatizar" porque se "vienen nuevas oportunidades" y puntualizó que el debate se reabrirá con la discusión sobre la reforma del Código Penal.

Martínez, uno de los impulsores junto a sus pares de Córdoba de un proyecto que mantiene el corazón de la media sanción de Diputados pero que incorpora cambios para moderarlo, evaluó que la realización de este debate ya "significa un avance".

"El capítulo del aborto será motivo de análisis de los senadores y diputados" durante la discusión del anteproyecto de reforma del Código Penal, anticipó. "Lo que uno ve como una derrota legislativa puede ser un triunfo cultural, tampoco es para dramatizar. De este este tema no se hablaba absolutamente nada y hoy ya es imparable la modernidad de la legislación", recalcó.

El legislador macrista denunció además la "terrible presión" de la Iglesia y lamentó que "muchos" senadores no hayan podido "separar" sus creencias personales de sus obligaciones como parlamentarios que deben obrar por el bien común. "En muchos otros han sentido la presión de la Iglesia desde el punto de vista política y han hecho un cálculo electoral, y ubican su voto en tal sentido para no malquistarse en sus respectivas provincias con la jerarquía eclesiástica", explicó.

En esta nota