Un presentador de Microsoft atravesó un divertido e irónico momento durante una charla de la empresa en la que enseñaba cómo migrar aplicaciones, datos y documentos al servicio de nube Azure.

Durante la presentación, el hombre intentó utilizar el navegador por defecto de Microsoft 10, Edge, pero justo en el momento menos oportuno, el explorador dejó de funcionar y tuvo que recurrir a la herramienta menos pensada para un trabajador de la empresa fundada por Bill Gates: en ese mismo momento tuvo que instalar Google Chrome para poder continuar con la charla.

Embed

“Me encanta cuando las demos se rompen. Mientras estamos aquí hablando… voy a instalar Chrome”, bromeó el presentador después de un incómodo silencio que se rompió con las risas y aplausos de los asistentes. Incluso, cuando el instalador le dio la opción de enviar reportes anónimos sobre errores al navegador, agregó: “No vamos a ayudar a que Google funcione mejor”, y desmarcó la casilla.

LEÉ MÁS: LAS NOVEDADES DEL IPAD 2018

En esta nota