El periodista Juan Cruz Sanz, que fue involucrado por la mediática Natacha Jaitt en el escándalo de pedofilia y prostitución en Independiente, aseguró que detrás de todo se encuentra una empresa de Inteligencia de la que participan ex agentes como Jaime Stiuso y Eugenio Ecke

El cronista reconoció que conocía a Leonardo Cohen Arazi, uno de los principales acusados como parte clave de la red que abusaba de menores, pero negó conocer su costado oscuro y apuntó contra la CIA y la SIDE.

"Por una foto paso a ser miembro de una mafia, de una red de pedofilia. Al principio pensé que me nombraba por eso, luego ella habla de que la contrató una empresa. Ahí es cuando entramos en el submundo gris y asqueroso de los grupos de Inteligencia", sostuvo Sanz.

Y reveló: "Hay una empresa que se llama Dark Star, que se maneja dentro de lo que eran los ex miembros de la CIA que trabajaban en la Argentina, están los ex de la SIDE que estaban involucrados en las escuchas ilegales de Macri, está Stiuso, está (Eugenio) 'Pipo' Ecke".

El periodista recordó que recibió amenazas de muerte de parte de "la gente de Ecke" luego de que develó que "Nisman manejaba un auto que era del socio de una empresa de seguridad que había sido sobreseído por el propio Nisman en la causa de escuchas ilegales".

Y apuntó: "Ahora me entero que está toda esta gente metida porque lo querían embarrar a Pagni. Es todo muy raro"

Asimismo, sobre su relación con Cohen Arazi indicó que "era amigo de él, pero no era amigo íntimo". "No conoce mi casa y yo fui una vez a su cumpleaños, teníamos una relación, pero no conocía su vida privada. Sabía que tenía quilombos con los autos, siempre tenía problemas con un auto mellizo. Era una persona con la que tenía buena relación y punto. No me sorprendió su acusación, pero me espantó", explicó.

Al tiempo que apuntó contra Jaitt: "Espero que ella pida disculpas, pero ya está, vos vas a poner pedofilia en google y va aparecer".