Tras tres semanas de silencio y con tres causas penales en su contra, la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, finalmente tuvo que responder a la investigación de El Destape por los más de mil aportantes truchos que presentó financiando su campaña, aunque terminó acusando al kirchnerismo y admitiendo "lagunas y deficiencias" en el sistema de financiación partidaria.

SUSCRIBITE PARA QUE EL DESTAPE CREZCA

En diálogo con periodistas locales, Vidal señaló que "después de cada elección, cada partido tiene que hacer la rendición de fondos de la campaña que transcurrió". Además, advirtió que se presentaron ante la Justicia y que "no hay nada que ocultar en esta denuncia que se hicieron sobre algunos aportantes ".

Embed

Asimismo, marcó que se pidió una auditoría dentro del propio frente electoral sobre estos fondos y se presentaron ante la Justicia.

Es una denuncia del kirchnerismo y no importan de quién venga porque nos presentaremos y presentaremos todos los papeles y lo que es más importante es que la ley de financiamiento de partidos políticos tiene lagunas y deficiencias y por eso creemos que haya una nueva ley que contemple que los aportes sean bancarizados, así no queda ninguna duda sobre quién aportó y quién no así tenemos las cuentas claras”, afirmó la mandataria.

Embed