Los avances en la detección del cáncer de mama pueden estar en la víspera de un gran salto. Y esta vez, viene de la mano de Julián Ríos Cantú, un joven mexicano de 18 años que desarrolla un nuevo control a través del corpiño.

¿Cómo funcionaría? El sostén viene equipado con biosensores que detectan cambios de temperatura y alertarían de un posible cáncer en desarrollo.

Embed

El invento se llama EVA, y está en un período de prueba avanzado por lo que no descartan que salga a la venta a principios de 2019. El precio estimado es de 120 dólares.

LEÉ MÁS: El huevo reduce el riesgo de diabetes tipo 2

En esta nota