Las polémicas por la empresa FlyBondi no solo se acota a las cancelaciones y demoras. Un vuelo que partió de Córdoba con destino a Buenos Aires jamás llegó a su destino y tuvo que volver al lugar de origen por problemas climáticos.

El pasado viernes 27 de julio había partido de Córdoba hacia El Palomar el avión FO5013. Salió con una hora de demora y a la altura de la ciudad de Pergamino el piloto solicitó realizar lo que se conoce como un “patrón de espera” a unos 29 mil pies de altitud para aguardar la mejora en las condiciones climáticas y así poder aterrizar en el Palomar.

Para clarificar, significa que dio vueltas en círculos hasta que se autorizara el aterrizaje. El tema es que los controladores le informaron que no estaba previsto que mejoren las condiciones sino más bien que iban a empeorar.

A pesar de la advertencia, el avión se mantuvo a la espera dando vueltas durante una hora hasta que pidió las indicaciones para desviarse al aeropuerto de Ezeiza. Una vez obtenida la autorización, en lugar de ir al destino, de forma repentina, regresó a la ciudad de Córdoba.

Una versión indica que la inesperada decisión de regresar a Córdoba en vez de ir a Ezeiza fue porque la empresa no estaba dispuesta a seguir pagando las tasas aeroportuarias que cuesta utilizar el Aeropuerto de Ezeiza que serían alrededor de 70% más caras que lo que le cuesta a Flybondi aterrizar en El Palomar.

LEÉ MÁS: Dalbón: "Si Cristina va presa, yo voy preso con ella"

En esta nota