El 23 de enero, un cliente estaba en el local de Mc Donald’s de Santa Fe y Callao y accedió al pedido de un hombre en situación de calle de comprarle un desayuno pero la gerente del local se lo negó por su condición económica.

El relato fue difundido por el protagonista Leónidas Tayara en Diario Z: “Mario debe tener unos 70 años, me pide cabizbajo y en una voz apenas audible si puedo comprarle un desayuno. Me acerco al mostrador y con él junto a mí pido un menú, le pregunto a Mario cómo va a querer el café y me contesta que prefiere té si puede ser. Le pregunto y me dice que va a consultar, luego de unos minutos vuelve: ‘Disculpá pero la gerenta no nos deja venderle a la gente de la calle’”.

LEÉ MÁS: La lista de militantes y empleados personales que designó Triaca en el SOMU

Pero no terminó todo ahí. El cliente le retrucó la negativa del vendedor y le dijo: “Yo lo voy a pagar, lo que haga con mi compra es un tema mío”. Del otro lado del mostrador, el empleado le ofreció hablar con la gerenta. La discusión continuó con ella:

-¿Qué pasa?

-Pasa que no puede ser que no le vendan a alguien por su condición económica, es un local de comida, cómo no le vas a vender comida a alguien que tiene hambre.

-Lo que pasa es que la gente COMO VOS después se queja de que ELLOS molestan o ensucian.

Finalmente, Tayara le dio al hombre que tenía hambre su propio menú y pidió el libro de quejas del local y le respondieron que no existía tal cosa y al salir del local llamó INADI.

En tanto Mario, el hombre en situación de calle, contó que varias veces le habían negado usar el baño en ese local, pese a la vigencia de la Resolución 46798/CD/93 dictada el 17 de junio 1993, que estableció que el acceso de una persona al baño de un bar o restaurante no puede quedar supeditado a la obligación de consumir algo en ese establecimiento.

VIDEO SUGERIDO: Volvió El Cadete a El Destape

Embed

En esta nota