El capitán de River, Leonardo Ponzio, irá a juicio en España junto con otros 35 futbolistas por el presunto arreglo de un partido en 2011 que salvó a su equipo de entonces, Zaragoza, del descenso.

El cotejo en cuestión que investiga la Justicia española se jugó el 21 de mayo de 2011 entre el Levante y el Zaragoza, que ganó el partido por 2 a 1. En la lista de investigados también figuran los argentinos Nicolás Bertolo y Leonardo Franco.

En la causa se sostiene que el director deportivo Antonio Prieto Martínez, el entrenador Javier Aguirre y los tres capitanes del Zaragoza -Gabriel Fernández, Jorge López y Ponzio- acordaron el arreglo del partido, para esquivar la bajada de categoría, a cambio de 1.200.000 dólares para el Levante.

La investigación había sido archivada, pero fue reabierta tras una apelación de la Fiscalía, la Liga de Fútbol Profesional y el Deportivo La Coruña, que fue el club que descendió como consecuencia del arreglo.

El juicio se podría llevar a cabo en seis meses por el delito de "alterar de manera deliberada y fraudulenta el resultado de una competición deportivo profesional". La pena es de entre seis meses y cuatro años de prisión, además de una multa económica y la inhabilitación de uno a seis años.

LEER MÁS: El video que revela el secreto mejor guardado de Donald Trump

En esta nota