El intendente de Mar del Plata, Carlos Arroyo, tomó una lamentable medida contra los organismos de derechos humanos: ordenó vaciar la Casa de la Memoria de Mar del Plata.

El funcionario de Cambiemosintimó a los organismos a mostrar la documentación que habilitó el uso de la sede, con amenaza de poder implementar un desalojo. El predio fue concedido por el municipio en 1998.

El telegrama llegó el viernes pasado y determina cinco días hábiles para presentar la documentación correspondiente que demuestra el derecho sobre el terreno. Ese plazo se vence el próximo lunes, 26 de noviembre.

Desde Hijos Mar del Plata denunciaron que no sorprenden este tipo de actitudes por parte de Arroyo. En los últimos meses han recibido visitas poco amigables de inspectores municipales.

Carta Documento Arroyo

Antes los hechos, el organismo de derechos humanos convocó a un abrazo multitudinario este miércoles 21 de 10.30 a 12.30. El reclamo se llevará a cabo en Santa Fe 2946.

"Ante este contexto político y un nuevo avasallamiento del gobierno municipal sobre la Casa de la Memoria, convocamos a todas las organizaciones políticas, sociales, de derechos humanosy a los vecinos y vecinas de Mar del Plata, a acompañar en un abrazo", reza el comunicado de la agrupación.

Y continúa: "Acorde a la línea nacional y provincial, en donde las prisiones domiciliarias a los genocidas se han multiplicado, en donde se intento instalar el 2x1 y en donde la persecución a militantes políticos y sociales es moneda corriente, el gobierno municipal vuelve a embestir contra la Casa de la Memoria, histórico lugar en la ciudad en donde hace mas de 15 años funcionan los organismos".

En 2007, el actual intendente integró la lista de candidatos del represor Luis Abelardo Patti. Como intendente, vetó la iniciativa de los vecinos del barrio Bosque Peralta Ramos de rebautizar un espacio verde como “Plazoleta de los Lápices”, en homenaje a los estudiantes secundarios secuestrados en La Noche de los Lápices.