La medición del valor de la Canasta Básica Total de diciembre presentó un incremento del 26,8 por ciento con respecto al mismo mes de 2016. Los tarifazos una pieza clave de la suba.

El Índice de Precios al Consumidor (IPC) del Indec dio como resultado para el mismo mes una inflación del 24,8 por ciento. La comparación deja en claro que el poder adquisitivo de quienes están por debajo de la línea de pobreza se hundió dos puntos más en comparación con el resto de los segmentos de la población, según reveló el diario Tiempo Argentino.

Asimismo, el crecimiento de la inflación y la Canasta Básica Total podría arrastrar a la pobreza a sectores vulnerables de la sociedad que superan con lo justo la línea y que no hayan podido aumentar sus ingresos en casi un 27 por ciento

Otro de los datos brindados por el estudio del Indec es que la Canasta Básica Alimentaria (CBA), que determina el umbral de la indigencia, escaló a los 6.644 pesos, lo que significa un incremento del 21,7%, unos 3 puntos por debajo de la inflación oficial.

El desfasaje se explica en que el CBA sólo contempla los productos necesarios para reunir las 8479 calorías que necesita una familia tipo para sobrevivir, mientras que el CBT incluye otros rubros como los servicios básicos.

Es justamente ese ítem el que presenta una suba del 55,6 por ciento durante el pasado año, más de 30 puntos por encima de la inflación. Otros rubros que apuntalaron la suba fueron Salud y Educación.