El gobernador Juan Schiaretti se distanció de la Casa Rosada y ratificó que Córdoba no le negará la atención médica a ningún extranjero en sus hospitales públicos. En caso de que Cambiemos sancione el proyecto de ley que presentó en el Congreso Nacional, el mandamás aclaró que no realizará abandono de personas.

"Tenemos, entre hermanos bolivianos, peruanos, paraguayos, más de 115.000 personas. La provincia va a seguir atendiendo a todos estos compatriotas latinoamericanos", le dijo a La Nación. "No vamos a hacer abandono de personas y vamos a garantizarla a esos más 115000 compatriotas latinoamericanos que viven aquí, que van a ser atendidos por el sistema de salud de la provincia. Jamás, jamás haremos abandono de personas", definió.

Antes, el ministro de Salud, Francisco Fortuna, había aclarado la posición de Córdoba. "No estoy de acuerdo que una persona que vino por alguna circunstancia tenga que pagar esa prestación. Si no, estaríamos no aceptando el concepto de la solidaridad del Estado en la salud pública", había explicado.

Esta semana, el jefe de Gabinete de la Casa Rosada, Marcos Peña, había respaldado la propuesta del gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, que busca cobrar un arancel a los extranjeros que se atiendan en hospitales públicos.

Diputados nacionales del oficialismo encabezados por el radical Luis Petri incluso presentaron en un proyecto que establece "un régimen de reciprocidad, compensación y arancel para extranjeros no permanentes que usen los servicios de salud". También pretenden aplicarlo para la educación universitaria.

LEER MÁS: Xenofobia oficial: Macri le quiere quitar la salud y la educación a los extranjeros

En esta nota