Un emisario de Macri negoció en secreto con los fondos buitres

11 de octubre, 2015 | 21.00

Mauricio Macri envió a un emisario para que cierre un acuerdo secreto con los fondos buitre en Estados Unidos. El delegado del PRO que el representante de Paul Singer recibió en su despacho fue Carlos Melconián, el economista con mayor afinidad a estos grupos, quien sepresentó como el próximo ministro de hacienda, a pesar de que faltaban meses para las elecciones. A cambio de cobrar, el magnate le dio su palabra de levantar la demanda judicial y acercarle capitales para que "inviertan" en Argentina.

Evasión en Argentina: Los ricos fuera de borda

Macri desea tener allanado el problema del default apenas asuma, en caso de que sea votado presidente, para poder volver a tomar deuda en el exterior y con una tasa de interés más baja que la actual. En esa línea, los buitres se comprometieron a "recomendar" a otros fondos apostar en el país, lo que resulta en una doble ganancia para los objetivos del PRO. Sin embargo, no se espera que este dinero buitre se traduzca en inversiones reales, sino en compras de bonos soberanos que el empresario quiere emitir.

Melconián se reunió en Nueva York con quienes calificó dos años atrás como "tipos de buena voluntad" para allanar el camino a poder pagarles lo que reclaman y Cristina Kirchner se niega a desembolsar por considerarlo "usurario". El cónsul amarillo no sólo obró por determinación propia, sino que viajó siempre con mensajes del jefe de su partido.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

En las reuniones, Melconián se presentó como el futuro ministro de Economía y un hombre influyente en la cabeza del próximo presidente, confió a El Destape una fuente que siguió de cerca la negociación y pidió estricto anonimato por ser encuentros de muy pocos integrantes.

Antes de la votación general, el PRO cerró a oscuras un pacto donde delineó las pautas para pagarles a los buitres y obtener a cambio dólares para los primeros meses de 2016. Aunque no se filtró cuál será el quite cerrado, no puede esperarse que el acuerdo sea mejor que el recorte del 70% que el Gobierno le brindó al resto de los acreedores, ya que fue siempre rechazado por Singer.

Por las promesas que surgieron de estos encuentros, el candidato de Cambiemos está convencido de que conseguirá atraer capitales al país. Las reiteradas visitas del economista del PRO le despertaron un interés a Singer para que Macri sea quien encabece la Casa Rosada desde el 10 de diciembre, que se traducirá en negocios.

No es nueva la cercanía del PRO con los buitres. Melconián se había opuesto en 2013 "a que a estos fondos se los llame buitres. Son tipos que de buena voluntad compraron títulos para ahorrar". Bajó la explicación a que "si un amigo te debe guita y no te paga es un 'garca'".

NML y los otros litigantes en la corte de Thomas Griesa pretenden cobrar más de U$S 1.300 millones de bonos que compraron defaulteados en 2008, lo que les dejaría una ganancia superior al 1.300%.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►