El diputado bonaerense por Cambiemos Guillermo Castello presentó un proyecto de ley para que se le retiren "toda prestación económica que reciba por parte del Estado" a quienes marchen por las calles de la provincia de Buenos Aires para reclamar contra las políticas de ajuste del gobierno de Mauricio Macri.

El legislador marplantese hizo la presentación del nefasto proyecto, que podría afectar el derecho constitucional a manifestarse, en medio de un día donde las manifestaciones a nivel nacional contra el Gobierno fueron protagonistas.

Para defender su ley, Castello sostuvo que "el derecho a la protesta debe ser pacífica y debe terminar cuando comienza el derecho de los ciudadanos a transitar libremente".

De ser aprobado, la medida formaría un combo explosivo para eliminar las expresiones contra el macrismo, junto con la represión constante, la presencia de infiltrados en las marchas y la cacería de manifestantes que ya se vio en varias manifestaciones

El integrante de la Coalición Cívica también busca que las agrupaciones que realicen piquetes reciban sanciones, que podrían llegar hasta la quita de la personería jurídida, una medida que resulta antidemocrática.

Además, Castello aprovechó para disparar contra el kirchnerismo. "El Estado, en sus diferentes niveles, destina una parte sustancial de su presupuesto a ayuda social con el propósito de contener múltiples vulnerabilidades de distintos orígenes; pero cortar calles y rutas, por más que se haya naturalizado durante el kirchnerismo bajo la consigna de que no debe criminalizarse la protesta social, es un delito".

Al tiempo que lanzó frases hechas como: "Los argentinos somos rehenes de los piqueteros".

En línea con la doctrina macrista de criminalizar la protesta social y acallar a los opositores por la fuerza, Castello diparó: "Lamentablemente, en los últimos años muchas de las organizaciones sociales se politizaron al extremo y se transformaron en fuerzas políticas en sí mismas, convirtiendo su principal actividad en organizar protestas y manifestaciones de manera constante y sistemática, acudiendo casi siempre al corte total o parcial de calles, avenidas y rutas en todo el país".