Los habitantes del estado de Florida en Estados Unidos están acostumbrados a temperaturas templadas, por lo que es común que tengan piscinas en sus casas. Lo que no tienen asimilado es que tengan que compartirla con gigantescos cocodrilos.

Así le ocurrió a una persona de la ciudad Sarasota, que vio al enorme reptil sumergido en su pileta. Al instante llamó a la policía que registro las imagenes y lo viralizó por las redes sociales.

Según informaron, el cocodrilo mide 3,3 metros y, gracias a que fue atrapado por un especialista, no hubo ningún herido. Aunque advierten que debido al comienzo de la primavera estos animales aparecerán con una mayor frecuencia.

Embed

LEÉ MÁS: El tenso momento en el que un chita interrumpe tu safari por África

En esta nota