Chocolate, papas fritas, carne, tostadas… se ven deliciosos, pero intentar comer cualquiera de estas piezas de comida traería aparejado una indigestión y un fuerte dolor de dientes. Es que, aunque parecen reales, están talladas en madera.

Embed

Aunque parezca imposible de creer, en verdad se trata de obras de arte con un asombroso detalle que hace que se vean como réplicas exactas de la comida que representan. El increíble trabajo es realizado por el artista japonés Seiji Kawasaki que, además de tener un gran talento para tallar la madera, es un experto con el manejo de la pintura, lo cual da ese toque hiperrealista que hace que sus obras parezcan sacadas directo del horno.

Kawasaki hace este tipo de obras porque valora el sentimiento positivo que generan en las personas que las aprecian, ya que sienten ganas de comer a pesar de saber que es madera. Además, se declaró un fanático de la comida y considera su trabajo como un “fanart” de la misma, según contó al portal Bored Panda.

Embed
Embed
Embed
Embed
Embed
Embed
Embed
Embed
Embed

LEÉ MÁS: COMER HIELO, EL NUEVO DESAFÍO VIRAL

En esta nota