El árbitro de la UFC Mario Yamasaki fue eje de las polémicas en torno a la sangrienta pelea entre Valentina Shevchenko y Priscilla Cachoeira, quien recibió una dura golpiza sin que el combate fuera detenido.

Embed

La luchadora brasileña fue brutalmente sometida por la peleadora de Kirguistán nacionalizada peruana, quien le propinó más de 200 golpes antes de que el juez decidiera terminar el combate.

LEÉ MÁS: Tévez atacó al delantero sensación de la Superliga en medio de su campaña sucia para ir al Mundial

Con Cachoeira en el piso y con el rostro lleno de sangre, Yamasaki le permitió a Shevchenko continuar con su ataque. El hecho indigno a personalidades de las artes marciales mixtas y generó polémicas sobre el juez.

Una de las voces cantantes fue Dana White, el CEO de la compañía, quien escribió en su cuenta de Instagram: "Priscilla Cachoeira, demostraste mucho corazón y dureza en esa pelea. Estoy honrado de que pelees en UFC. Lamentablemente, el árbitro está ahí para protegerte y Mario NO LO HIZO. Esta no es su primera actuación repugnante en el octógono. Otra cosa desafortunada es que no puedo hacer nada al respecto, a lo que solo la comisión brasileña puede. Estoy esperando que luego de este espectáculo aterrador e incompetente nunca vuelva a poner un pie en la jaula".

Embed
"Priscilla Cachoeira, demostraste mucho corazón y dureza en esa pelea. Estoy honrado de que pelees en UFC. Lamentablemente, el árbitro está ahí para protegerte y Mario NO LO HIZO. Esta no es su primera actuación repugnante en el octógono. Otra cosa desafortunada es que no puedo hacer nada al respecto, a lo que solo la comisión brasileña puede. Estoy esperando que luego de este espectáculo aterrador e incompetente nunca vuelva a poner un pie en la jaula".

El árbitro ya había tenido problemas el año pasado, pero por una acción totalmente contraria. En esa oportunidad le Kevin Lee tenía atrapado a Michael Chiesa con una toma mata león y el juez concluyó la pelea con anticipación.

"Este tipo está más preocupado por hacer este tonto corazón de mierda (un gesto típico con sus manos), que arbitrar la pelea. Todos quieren que prestes atención a lo que está pasando en la pelea", concluyó White.

En esta nota