El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, habló por teléfono con una niña de siete años y se convirtió en el Grinch de la Navidad. Sin percatarse de que podía romper la ilusión, le preguntó si "todavía" creía en Santa Claus, unos comentarios que han desatado una nueva ola de críticas contra el mandatario.

Trump y la primera dama, Melania, participaron en el tradicional programa "Sigue a Santa", del Mando de Defensa Aeroespacial de Norteamérica (NORAD), que habilita una página web que permite seguir en tiempo real el viaje de Papá Noel. Este año, unos 1.500 voluntarios ayudaron a los más pequeños a saber dónde está Santa Claus y respondieron a sus dudas, por ejemplo por qué el reno Rudolf tiene una nariz tan roja; o cuándo es el cumpleaños de Papá Noel o quién le trae a él los regalos.

"A los 7 años estás al límite, ¿verdad?"

Sin embargo, la pregunta del mandatario puso en riesgo la fantasía navideña de una niña. "¿Todavía crees en Santa Claus? Porque a los 7 años de edad, estás al límite, ¿verdad?", preguntó Trump.

El presidente formuló ese comentario mientras conversaba por teléfono con la pequeña, llamada Collman Lloyd, de Lexington, Carolina del Sur, y al que Trump acabó por decirle: "bueno cariño, feliz Navidad, y cuídate mucho y saluda a tu familia, ¿de acuerdo? Saluda a todo el mundo".

Embed

Collman Lloyd, de 7 años, la nena que habló con Donald Trump, contó que le pareció su charla con el primer mandatario.

"¿Sigues creyendo en Santa (Claus)? Porque a los siete años no es habitual?", fueron las palabras con las que Trump le rompió la ilusión a Lloyd, en la tradicional ronda de llamadas que establece en Nochebuena con niños que quieren saber dónde está Papá Noel.

Luego de que el episodio se hiciera público, la familia de Collman reveló el video de la llamada, tal como se vivió en el hogar de Lexington.

"Probablemente pongamos algunas galletitas en el árbol de Navidad y después pasemos el rato con amigos", dijo la nena.