La campaña #MiráCómoNosPonemos, iniciada por la colectiva de Actrices Argentinas tras la denuncia de Thelma Fardín contra el actor Juan Darthés por violación, animó a miles de mujeres a contar sus propias historias de acoso y abuso sexual, en muchos casos guardadas en silencio durante años.

En detrimento de la liberación y el alivio que generó para muchas poder hablar sobre lo que sufrieron a manos de sus abusadores, un grupo de cuentas troll anti feministas, anti aborto y, en general, afines a la gestión de Cambiemos, decidieron tergiversar esta campaña e iniciar una nueva para defender a Darthés.

Bajo el hashtag #MiráCómoNoTeMiramos, estas cuentas comenzaron un “repudio” contra la nueva novela de la actriz Calu Rivero, quien fue la primera en denunciar a Darthés. Luego de contar que vivió situaciones de acoso y abuso sexual en el set de filmación de Dulce Amor, se sumaron las actrices Ana Coacci y Natalia Juncos, quienes también trabajaron con él.

Embed

Las tres actrices manifestaron haber vivido situaciones muy similares entre sí, como tocamientos por parte del actor y que les muestre o haga tocar su pene diciendo “mirá cómo me ponés”. Esa misma frase fue la que Darthés le dijo a Fardín, según el relato de la joven, antes de violarla a sus 16 años durante una gira de Patito Feo en Nicaragua.

Tras la denuncia pública de Fardín, Darthés viajó a Brasil, país donde nació y que no tiene un convenio de extradición. Esto significa que la Justicia de Nicaragua no puede solicitar que el actor viaje allí para enfrentar el proceso judicial iniciado por la actriz en su contra.

Embed
Embed
Embed
Embed