El Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria en el conflicto de Camioneros, en la misma jornada en que el sindicato que lideran Hugo y Pablo Moyano inició asambleas luego de fracasara la primera reunión paritaria la semana pasada.

En la resolución, la cartera que conduce Jorge Triaca sostuvo que "dicho conflicto afecta el giro comercial normal de las empresas agrupadas por la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas y excede el ámbito propio de las mismas, en especial atención a la actividad que las empresas desarrollan para la promoción de la actividad industrial y comercial del país".

"Por consiguiente resulta necesario disponer las medidas pertinentes para promover una solución pacífica y legal conflicto planteado, en el maco de la competencia de esta Autoridad", agregó.

Y recordó que "existiendo un acuerdo paritario vigente, las medidas de acción directa adoptadas, violatorias del acuerdo mismo, por la entidad sindical individualizada resultan cuando menos ilegítima, máxime que se encuentra en trámite de la negociación paritaria del próximo período paritario 2018/2019".

El jueves pasado, el Secretario Adjunto del sindicato de Camioneros, Pablo Moyano, había confirmado el fracaso del primero encuentro paritario y anticipó que preparan un paro nacional. Se da después de rechazar la propuesta salarial del 15 % en tres cuotas ofrecida por el sector empresario y señaló al ministro de Trabajo, Jorge Triaca, como "cómplice" del sector empresario.