comScore

Luego del despido de 244 trabajadores en el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), el Ministerio de Producción, que dirige Francisco Cabrera decidió tercerizar controles de calidad sobre ciertos productos industriales con la justificación de que el instituto se encuentra saturado.

La delegada Yamila Mathon sostuvo que en el INTI hay un proceso de “tercerización y privatización“.

Por su parte, el presidente del instituo, Javier Ibáñez, reconoció la privatización de los servicios del INTI que tendrá un “asesoramiento” del instituto español Tecnalia para poder pasar “de un INTI de 60 años muy prestigioso a un INTI moderno de I+D -innovaión y desarrollo-“.

En 2016, el Gobierno habilitó el ensayo de laboratorios extranjeros para productos de medición importados, con el argumento de una saturación de tareas en el INTI. El decreto 960/2017, de Simplificación del Sistema Métrico Legal Argentino, permitió se agilizó la aprobación de los instrumentos de medición para favorecer la creación de empleo y el cuidado del consumidor.

LEER MÁS: Cambiemos designó a un empresario para transformar al INTI en una PYME

Hace una semana, una carta firmada por científicos, políticos y dirigentes sindicales advirtieron sobre el desembarco de la entidad Tecnalia. "Distintos documentos extraoficiales dentro del INTI muestran con total desparpajo que en el flujograma de toma de decisiones de cómo reorganizar el INTI está Tecnalia como filtro entre la presidencia del organismo nacional y los Ministerios de Producción y Modernización", reflejó el documento.

En una entrevista en Radio Mitre, la delegada Mathon dijo que “los 244 telegramas que salieron no tienen causa. Nadie indemniza a alguien que tiene causas. Ninguno de los despidos se podían desmostar por faltas, tenemos control de ausentismo, tenemos evaluaciones anuales.Estamos despedidos por alzar la voz. Esta tanda pretendía diciplinar, son todos los delegados del sector y todos los candidatos en listas“. A su vez, confirmó que los despidos todavía no cesaron sino que “esto es una primer tanda, en pleno conflicto siguen mandando cartas documento“.

Acerca del futuro del conflicto por los trabajadores echados, Ibáñez adelantó que el gobierno “está dispuestos a revisar algunos despidos. Por eso, también queremos sentarnos en una mesa de diálogo. Lo que si, no podemos dar marcha atrás con cuestiones que creemos que nos hace bien a la sociedad“.

LEER MÁS: El Papa Francisco recibió a un trabajador despedido del INTI

En esta nota