Los trabajadores autoconvocados del Hospital Nacional Posadas denuncian que son perseguidos por el Servicio de Inteligencia. Además, afirman que el auto Volkswagen Voyage, domino NNV 682, pertenece a la ex SIDE.

"Como en las peores épocas de la dictadura, agentes de civil, bajan de este vehículo en nuestros domicilios particulares y filman nuestras casas y a nuestros familiares. Además, mientras permanecemos en las asambleas y el hospital se encuentra sitiado por Gendarmería y la Policía Federal, policías de civil nos filman y nos sacan fotos en una actitud claramente intimidatoria", afirma el comunicado de trabajadores del Posadas.

Por otro lado, sostienen que dirigentes sindicales son advertidos por "operadores" de la justicia federal de Morón de que no se impulse la acción gremial "porque está en juego sus libertades personales".

El reclamo que impulsan los trabajadores es la reincorporación de los 630 despedidos del Hospital Posadas. Por ese motivo, convocaron el próximo lunes a un paro total de actividades y a mantener el acampe de los despedidos.

En esta nota