Un grupo de personas tomó el palacio municipal de la ciudad bonaerense de Bahía Blanca, gobernada por Cambiemos, por no poder enterrar a sus familiares muertos por una disposición del intendente Héctor Gay que paralizó las actividades públicas, incluida la de los cementerios.

Según se pudo saber, Gay intervino virtualmente la obra social de los trabajadores municipales (Dosem) para exigir la “normalización a nivel jerárquico de la obra social” del gremio.

Ante esta situación, los municipales comenzaron a trabajar con "retención de tareas" como medida de fuerza, lo que incluyó a las actividades del cementerio y no hubo entierros desde el 28 de diciembre de 2018 hasta el 2 de enero de 2019.

LEER MÁS: Municipio de Cambiemos usa escombros de cementerio en las calles

Por este motivo, desde las casas fúnebres manifestaron su preocupación por la saturación de cuerpos en los depósitos sin refrigeración, según informó Telefé Bahía Blanca.

Sobrepasados por la situación, los familiares de los fallecidos entraron a la Municipalidad e increparon al intendente Gay para exigir explicaciones por parte y poder dar entierro a sus muertos.

Embed