Los y las estudiantes de alrededor de 20 colegios porteños harán tomas en las instituciones, de cara al debate por la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo que tendrá lugar este miércoles en la Cámara de Diputados para mostrar su apoyo, y también de reclamar la aplicación de la ley de Educación Sexual Integral (ESI), sancionada en 2006, en todas las escuelas.

Hoy se realizarán asambleas en los 20 colegios, en las cuales se decidirá el camino a seguir: mientras que algunos plantean comenzar con las tomas hoy, otros planean realizar charlas informativas y debates al respecto y permanecer en el colegio durante la noche del martes hasta el miércoles, cuando comenzará la sesión en Diputados.

Si bien los centros de estudiantes conocen cuáles son los colegios que analizan las medidas de fuerza a tomar, aún no fue revelada la lista por miedo a “presiones” del Ministerio de Educación. “Hay muchos palos en la rueda, está muy difícil la situación”, sostuvo Malena Wilfrido, estudiante del colegio Mariano Acosta, en diálogo con El Destape.

En esa escuela decidieron tomar el colegio este lunes y martes sólo si se confirma un piso de otras 15 instituciones que se sumen a la medida de fuerza, además de realizar un “pernocte” la noche previa al debate para luego acompañar la vigilia en el Congreso. Mientras, también realizan jornadas de debate. En el Lenguas Vivas también harán un “pernoctazo”, en lugar de una toma.

La Escuela de Educación Artística Rogelio Yrurtia, en tanto, ya está tomada desde el viernes. Allí, las y los estudiantes organizaron talleres de Educación Sexual Integral y debates sobre el aborto. El martes se hará un festival, y el miércoles concentrarán junto a otras escuelas frente al Congreso.

Entre los principales reclamos de ese colegio, al igual que en otros, está el de la aplicación de un protocolo contra la violencia de género “para que las compañeras no sigan compartiendo las aulas con sus abusadores”, y que se implemente la ESI porque en el Rogelio Yrurtia “no se aplica realmente” y el Gobierno porteño tampoco la garantiza, explicó a El Destape Malena Briones, una de sus alumnas.

“Necesitamos una ESI para que nuestras compañeras puedan evitar llegar a estas situaciones, para que se puedan cuidar, para que tampoco se generen abusos ni violaciones. Lamentablemente eso no está y la cultura de la violación se sigue reproduciendo”, cuestionó la chica.

Además, planteó: “Necesitamos el aborto legal ya que el embarazo adolescente crece cada vez más en nuestras aulas y las únicas opciones que nos da el Estado es ir a abortar clandestinamente en situaciones insalubres y con muchísimo riesgo, o ser madres por obligación”.

LEÉ MÁS: URTUBEY, A FAVOR DE "DESPENALIZAR" EL ABORTO