comScore

En el medio de la tensión por el proyecto de tarifas y la suba del dólar, el gobierno de Mauricio Mari elaboró un lapidario análisis sobre el momento político que afronta Cambiemos. "Ya tocamos fondo, ahora hay que salir para arriba", es la frase que suena en la Rosada.

En este marco, el Presidente juntó a ayer a los principales referentes de Cambiemos y acercó posiciones con los dirigentes de la Unión Cívica Radical (UCR) y la Coalición Cívica (CC), los cuales habían sido muy críticos sobre la política tarifaria impulsada por el Gobierno. En la reunión, de la que formaron parte el gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, el de Jujuy, Gerardo Morales y el diputado Mario Negri, entre otros, se ratificó el rumbo político y económico de la gestión.

En ese sentido, el Gobierno ya expresó que en caso de que se apruebe el proyecto que busca retrotraer las tarifas a noviembre, el Presidente lo vetaría. Sin embargo, como preocupan los efectos de esa decisión, Ámbito Financiero informó que el Presidente se reunió con el ministro de Justicia Germán Garavano para analizar alternativas. Una posibilidad es judicializar esa ley en el fuero contencioso administrativo.

Embed

Por otro lado, ante la inminente salida del presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, se está analizando que un hombre de la UCR lo reemplace, con el fin de calmar las aguas. Carmen Polledo o y Álvaro González podrían ser los candidatos.

El hecho de que Cristina Kirchner se mantenga en un lugar secundario preocupa al Gobierno porque no puede polemizar con un rival de fuerza para salir victorioso, mientras no puede contar con el PJ dialoguista luego del apoyo que recibieron en la reforma previsional.

Según informó el periodista Ezequiel Rudman, la Casa Rosada no sabe cómo cambiar la agenda e incluso hay posibilidades de que la gobernadora María Eugenia Vidal integre una fórmula presidencial junto a Mauricio Macri.