El Gobierno nacional pidió prestado de la provincia de Tierra del Fuego unos 51 millones de dólares. La provincia austral está gobernada por la peronista Rosana Bertone, de buena llegada a la Casa Rosada.

Pese a que el Gobierno nacional le reclama a las provincias que ajusten sus cuentas, igualmente ha adoptado la modalidad de pedir préstamos de corto plazo a los diferentes distritos. En esta ocasión, se trata de un pasivo de 4 meses por un monto total de 51,5 millones de la moneda estadounidense.

Bertone es, además, una de las gobernadoras que no asistió a la última reunión del PJ. Se la vio, en cambio, con el gobernador filomacrista Juan Manuel Urtubey, quizás el mandatario provincial de mejor relación con el Gobierno nacional.