La crisis económica golpea fuerte a Tierra del Fuego. Las empresas que ensamblan artículos electrónicos en el polo de la ciudad del sur del país atraviesan un duro momento, provocada por la caída del consumo y la disparada del dólar.

Desde la Unión Obrera Metalúrgica alertaron que una de las formas para reducir costos a las que apelan las plantas que operan tanto en Ushuaia como en Río Grande, es reducir el nivel de contenido local. Según advirtieron desde el gremio, las empresas importan desde Asia componentes de celulares y equipos de aire acondicionado con un mayor nivel de armado para reducir la mano de obra.

Como consecuencia del mal momento que pasa el sector, en las empresas fueguinas avanza el plan de achique, con la apertura de planes de retiro voluntario. A esto se suma que muchas plantas tienen dificultades para sostener sus operaciones, lo cual ya generó la cancelación de turnos y, en algunos casos, despidos de personal.

En los últimos días, Telecomunicaciones Fueguinas, empresa dedicada a la fabricación de celulares, tuvo que limitar al mínimo su producción y, de una plantilla que llegó a ser de 45 empleados, apenas cinco permanecerían realizando tareas. En paralelo, los empleados de Audivic, que produce equipos de aire acondicionado, denunciaron demoras en el pago de sueldos y tomaron la planta.

LEER MÁS: Bajó el dólar y cerró a $ 36.60

En esta nota