Tras la brutal represión de la Policía de la Ciudad, una multitud de manifestantes se agolparon en la puerta de la exComisaría 43 de Floresta para exigir la inmediata liberación de los 26 detenidos.

Según pudo averiguar El Destape, los efectivos policiales no dejaron pasar a los abogados de las organizaciones sociales y por el momento solo le permitieron el paso a la abogada del CELS, Gabriela Carpineti.

Embed

Además, las organizaciones exigen que no se les inicie alguna causa judicial a los detenidos por protestar contra el Presupuesto 2019.

Embed

En dos oportunidades los efectivos policiales atacaron a los manifestantes con gas pimienta.

Embed