A raíz de la investigación realizada por Juan Amorín en El Destape, que reveló la utilización de aportantes truchos en las legislativas de 2017 de Cambiemos, la gobernadora María Eugenia Vidal tomó la decisión de echar a la Contadora General de la Provincia, María Fernanda Inza. Tras la salida, se vivieron momentos de tensión en la oficina de la ahora ex funcionaria.

Los empleados que respondían a quien supo ser la Tesorera del PRO Bonaerense, manifestaron esta mañana incertidumbre ante la salida de su jefa. Sin embargo, todos los integrantes de su equipo mantendrán sus puestos de trabajo.

La tensión se generó puesto que distintos funcionarios ligados a la saliente contadora ocuparon el despacho del reemplazo temporal, el subsecretario de la Contaduria que responde al Frente Renovador, Carlos Vittor.

Inza duró solamente una semana en su nuevo puesto. Si bien su nombramiento en el Boletín Oficial salió el martes, su designación se realizó el 11 de Julio, por lo cual duró solo 7 días en el cargo. La designación se dio en el marco de la investigación por los aportantes truchos.

En esta nota