comScore

En una insólita y tensa situación el vicepresidente de Gimnasia y Esgrima La Plata, Alejandro Ferrer, fue detenido en las afueras del estadio del 'Lobo' mientras se jugaba el Clásico Platense.

Embed

El dirigente fue demorado en una comisaría por no acatar una orden de Aprevide, el organismo que tiene a cargo la seguridad de los partidos de fútbol en la Provincia de Buenos Aires.

El dirigente intentó que un grupo de socios con los carnets en sus manos ingresaran al estadio pese a la negativa de los efectivos de la Policía Bonaerense, que esgrimían como argumento que la capacidad de la cancha estaba colmada.

Según se supo, el Aprevide cerró los accesos 10 minutos antes del comienzo del juego por falta de espacio. El dirigente hizo caso omiso a esa directiva y, tras una breve discusión que quedó filmada, fue detenido.

En esta nota